martes, 25 de mayo de 2010

LA VIDA NO VALE NADA

Casi todos los días tengo por costumbre visitar las secciones taurinas de algunos medios de prensa. Hoy en la mañana he buscado la información que brinda sobre este tema el diario de tirada nacional El País.

Casi nada puede ya sorprenderme del mundo que rodea a la tauromaquia, pero por desgracia, aún hay cosas que hacen que mi cara refleje de forma instintiva un gesto de estupefacción.

En el artículo que sirve de crónica a la novillada que ayer se celebró en la plaza de Las Ventas de Madrid, dentro de las corridas programadas para la feria San Isidro, se puede leer:

" Quizá, además del cerebro a presión y de la exigencia exagerada de parte de la plaza, el problema de estos jóvenes sea que les falta ambición; que no tienen hambre, vamos, y eso se nota demasiado en el ruedo. Ninguno ...de los tres se comportó como un novillero dispuesto a morir para triunfar".


Quizá, para los aficionados a la tauromaquia, el que un ser humano tenga que poner en riesgo su vida para triunfar en su profesión, es algo que cabe dentro de lo normal, pero para la mayoría de sus semejantes en cuanto a especie, seguro que no lo es.

Esto me hace reafirmarme en lo que comentaba en mi anterior entrada del blog, y en la que hacía alusión a la terrible cornada sufrida recientemente por el torero Julio Aparicio:

"Son los que admiten la tortura del toro como algo normal y justificable, los aficionados, los que hacen posible que este tipo de desgracias ocurran". "Los abolicionistas nada tenemos que ver en que se produzcan estos sucesos".

Y ahora, espero no recibir comentarios sobre los riesgos que corren los alpinistas que ascienden a las cumbres más altas, o sobre los pilotos de Formula 1, o sobre los motociclistas que participan en moto GP...

Creo que no tengo nada más que añadir.

Ah, sí, me queda por hacer una reflexión que espero que algún taurino me pueda responder: ¿Es posible que una actividad como ésta, pueda formar parte del temario educativo de nuestros hijos?





5 comentarios:

Mabel G. dijo...

Es todo tan incoherente, tan psicodélico, que lo único que puedo decir es que hay una falla exacerbada cultura genética ( y los memes proveyendo de mala información humanística)
Aparte el entorno que no ayuda. Eso hace que los "taurinos" sean insensibles a la tortura de los animales así como a la muerte del mismo torero.
No sienten nada, no abstraen, no se detienen a pensar en el dolor ajeno.
Pero ya aprenderán las próximas generaciones.
Un saludo cordial desde Argentina.
Y te felicito por el Blog, el cual tengo en la página principal del mío.

La Araña Peluda dijo...

He intentao leer el "hartículo" del notas éste y no he podido, me quedao petrificao. Este tío tiene dos neuronas en el "celebro" y están bailando la del Fary "ay torito buenoooo", qué tela marinera...Por dios, estos toreritos deberian haber pasado como mínimo por el jardín de infancia.

Mabel: De psicodélico nada. La psicodelia es el noble arte de darle luminosidad a la música, la pintura, etc, de plasmar el delirio de la percepción de la realidad que se produce en la mente, con drogas o sin ellas... No me insultes por favor a la gloriosa psicodelia utilizando su nombre para describir el nadismo de los matavacas. Me enfadao mucho jeje.

clariana dijo...

Si ya es esperpéntico que para que unos cuantos se diviertan una tarde de domingo, el toro tenga que sufrir tan horribles tormentos y el torero la posibilidad aunque poco probable de la cogida y sus consecuencias, tal vez la muerte...
que digan ahora que el torero no ha pasado bastante hambre, para poner en riesgo su vida, de una forma más patente, bueno, éso ya es la locura descontrolada. Pero que se han pensado, la vida del torero no vale nada y la de los toros menos que nada, cuando tiene que hallar la muerte de esa forma tan bárbara. Navegar en este tema, es tan angosto, tan enervante, que te pones de mal humor con estas mentes tan retorcidas.

Charlesgrow dijo...

Al final va a resultar que lo que dijo Antonio Moreno del CACMA en el Parlament es cierto. El toreo es un grupo de "hombres buenos" luchando contra una animal malo-maligno ver prueba

sami, la recompensa es el doble de lo que se da... dijo...

Yo estoy totalmente en contra de las corridas de toros. Es increible que todabia se permita, torturar, maltratar, abusa, etc. a un animal delante de cientos de personas, festejandolo!? Es importante que eduquemos a nuestros hijos bien, para que ellos ayuden a parar una tradiccion tan horrible.

Pasando a otro tema, te envio el link de un blog que hice de mi perrita que se metio una oruga procesionaria en la boca, perdio el labio de arriba, el de abajo y la lengua y sobrevivio y hasta es guapa. Hay fotos que documentan todo el proceso.
http://procesionaria.blogspot.com/

Te dejo un abrazo de osa y te agradesco tu lucha