lunes, 23 de marzo de 2009

VETASE: NUEVA ASOCIACIÓN DE VETERINARIOS TAURINOS

No me ha pillado por sorpresa, pero no tenía idea de que tenemos una nueva asociación de veterinarios taurinos. Por lo que he leído, en el mes de febrero, y coincidiendo con la Feria del Toro celebrada en Sevilla, se presentó en sociedad la Asociación de Veterinarios Taurinos de España (VETASE).

Evidentemente, cada uno es muy libre de hacer lo que le parezca conveniente, pero me gustaría hacer un par de puntualizaciones: a nadie escapa que el profesor Illera ha manifestado en muchas ocasiones que no le gustan las corridas de toros, así que: ¿que hace en un comité científico de una asociación de veterinarios taurinos? Y la segunda: ¿qué hace un periodista, el Sr. Moncholi, en el comité científico de una asociación de veterinarios?

Aviso a navegantes: los colegios veterinarios y el Consejo General de Veterinarios de España, se han negado, a través de lo que se llama silencio administrativo, a hacer pública la existencia de AVAT (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia), así que, espero por el bien de nuestra profesión que tampoco se haga eco de la existencia de VETASE.

Y para terminar, una observación muy personal: me parece de muy mal gusto el logotipo que ha adaptado esta asociación y que puede ser visionado en su página. Es ni más ni menos que la marca de un hierro de los que utilizan los ganaderos para marcar a sus toros. Será que cuando a un animal se le aplica un hierro candente, no le duele.

Aquí os dejo el enlace de la página de esta nueva asociación:

http://vetase.es/

9 comentarios:

Alejandra dijo...

Que un veterinario apoye la tauromaquia es algo que escapa a toda lógica y toda ética profesional. El veterinario se supone que es un profesional que ha estudiado para saber cómo CURAR Y SALVAR animales, y no las mejores formas de torturarlo. Pero viendo que en el comité "científico" está Illera, autor de un estudio por el que es el hazmereir de la comunidad científica, ya vemos cuál es la catadura profesional de los allí asociados.

Anónimo dijo...

Bueno Mengele tambien era medico...y ya sabemos lo que hizo...esta asociacion se podria llamar"mengeletaurinos"les pega mucho mas ¿no creeis???

islerayavispada dijo...

Lo que más me llama la atención de la web de esta panda de frikis llamada VETASE es que no aparece una gota de sangre en su web. A lo mejor es que cuando le clavan cosas a los toros, éstos, en lugar de sangre, echan liquidito azul, como en los anuncios de compresas.
Si de esa panda de sádicos forma parte algún veterinario que también atienda a mascotas en una consulta, me gustaría saber quiénes son para que la gente no ponga la salud de ellas en sus manos y darlos a conocer.
Estos yonkis de la sangre en qué basan su única defensa de que el toro tiene superpoderes y no sufre? En las pajas mentales del "catedrático" Illera? Pfff. Son igual de patéticos que de criminales.

Anónimo dijo...

La profesión veterinaria es muy amplia, no solo se dedica a la clínica de animales domésticos y silvestres (diagnosticar y tratar), en la mayoría de los casos, para luego ser sacrificados para comer. Los veterinarios son los responsables de la producción animal, pollos, vacas, cerdos, corderos que diariamente se sacrifican en los mataderos para el consumo. Resulta curioso que algunos veterinarios que conocen estos temas perfectamente, que conocen lo que es el sacrificio diario de 50.000 pollos de no mas de 50 dias de vida que han vivido en menos de un m2, 500 terneros de no más de 12 meses de vida,que han vivido en 3/4 m2, 500 cerdos, de nos más de 10 meses de vida, que han vivido en 2 m2, 800 corderos, de nos más de sesenta días de vida, etc, etc, en cualquiera de los mataderos de ESpaña, Francia, Reino Unido, Alemania,USA,Canada..., no entiendan que algunos veterinarios puedan preferir y defender la crianza del toro de lidia que vive entre 3 y 4 años en completa libertad, en un espacio privilegiado, con alimentos naturales y los máximos cuidados, y que se mata en una plaza publicamente, existiendo la posibilidad (muy escasa, pero real) de volver al campo; en caso contrario se consume. Ellos ven la muerte diaria de miles de animales que certifican para que sean aptos para el consumo.Vivimos en el mundo de la hipocresía, en el que la mayoría de los ciudadanos creen que los filetes que se comen nacen en la bandeja en la que se compran, en el que no quieren oir hablar de la sangre y la muerte del animal que s comen cada día, o que se comen sus mascotas en su pienso, demonizándose a los profesionales, ganaderos, carniceros y matarifes que intervienen en la muerte.
Da pena leer palabras de supuestos científicos que no admiten comités científicos avalados por investigaciones, experiencia y publicaciones no desmentidas por otros científicos, que es la manera de contradecir los resultados. Las investigaciones se basan en hechos, en mediciones contrastadas, son objetivas y deben ser contestadas con otras investigaciones realizadas en la misma especie y en las condiciones mas parecidas. Cuando esto no se logra queda la pataleta, el insulto fácil y la demagogia moral.
Los veterinarios ayudan a producir toros bravos como pollos o corderos, es su profesión. Los medios de comunicación han fabricado unos veterinarios hacia la sociedad que curan solo mascotas o especies en peligro de extinción, suponen una minoría en comparación al resto de profesionales veterinarios que se dedican a Sanidad Animal, Producción, Investigación, Laboratorios, Industria de la Alimentación animal y humana, Proyectos en Países del Tercer Mundo, Medicina Deportiva, Clínica en Grandes Animales (Caballos y Vacunos, Clínica en ovino, caprino, porcino y aviar, Salud Pública, Peritaciones, Impacto Medioambiental, Festejos Taurinos, Gestión de explotaciones, etc.
Con el mayor de los respetos hacia los compañeros de profesión que defienden su ideales, uno de los fines principales de esta nueva asociación es la investigación y la formación, invitados quedan a defender sus planteamientos con hechos y no con el corazón.

Sade dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sade dijo...

La asociación a la que aludes, valdrá para lo que dices, o no. Eso nos lo dirá eñ tiempo. Desconozco si eres o no veterinario, dado que te escondes en el anonimato, y ése no es un buen principio. Debo pensar que no eres veterinario, dado que los estudios a los que aludes, caen por su propio peso cuando son analizados con un mínimo rigor científico, y yo lo he hecho. Yo no puedo, ni debo analizar esos toros que ha estudiado el profesor Illera. Me parece que son estudios que carecen de interés, y que lo que buscan es negar una evidencia: un sufrimiento psíquico y físico de un mamífero con un sistema nervioso perfectamente desarrollado. Efectivamente, los veterinarios nos dedicamos a todas esas cosa a las que aludes, y efectivamente la especie humana se alimenta de animales, yo entre ellos. Las chuletas que me como se de donde vienen, y los muslos de pollo también. No olvides que yo si soy veterinario, y pongo mi nombre y apellidos en lo que escribo. Te recomendaría que buscaras estudios sobre las famosas betaendorfinas, y que me digas alguno en donde se las dote de lo que el estudio del toro de lidia se dice de ellas. Yo tengo más de 50, y no tardaré mucho en presentar una recopilación de ellos. No pretendáis dotarlas de lo que no son, y de hacer del toro de lidia un mamífero especial. Reconoced lo que es la lidia, y a partir de ahí, se podrá debatir todo lo que queráis. Somos muchos los veterinarios que no admitimos que un animal sea criado 1, 2, 3, o 4 años para ser torturado, sí, torturado en una plaza para el deleite de unos miles de aficionados. Estamos en nuestro derecho de juzgarlo y de criticarlo.
A los mataderos no acude nadie con bocadillos y botas de vino, no hay una orquesta, no hay espectáculo.
He trabajado con ovino, caprino, y porcino, y he tenido que ver sacrificar a cuchillo a corderos de apenas días, ¿y qué? Justifica éso lo que estamos debatiendo.
En fin, podría estar así hasta mañana, pero creo que no con lo que he argumentado deberías tener bastante.

Anónimo dijo...

Como bien dices, Sade, cuando se sacrifica a un animal en un matadero no hay botas de vino, ni bocadillos, ni música... Pero, claro, luego, lo llevamos al lujoso restaurante de turno hecho filetitos, y lo acompañamos de un exquisito vino, de una sofisticada música, que si puede ser en directo mucho mejor, de una decoración chic y nos comemos el chuletón que de manera tan "respetuosa" (del cebadero a la mesa) ha llegado a nuestro plato, cobrándonos un pastón por el mismo. Pero, claro, se me olvidaba que esto no se hace para el simple deleite del consumidor, es que el que va al restaurante de moda de turno es sólo para completar su dieta diaria recomendada. Espérate que me ría, ja.
Como habrás notado defiendo la fiesta del toro, y yo no me gasto 100 euros en una suculenta cena, pero sí en los toros. Y creo que es tan respetable una cosa como la otra. Así que un poquito más de respeto y menos hipocresía.

José Enrique dijo...

Yo como porque soy un omnívoro, y me alimento de animales, que los humanos no cazamos como el resto de las especies salvajes, aunque nos podríamos poner un taparabos, coger las lanzas, y hacer como algunas tribus africanas o de otros lugares del mundo.
Puedes gastar tus 100 euros en lo que quieras, incluso hacerte vegetariano e ir a los torod. Eres muy libre de hacerlo, como yo de combatir la tauromaquia.

Gimo dijo...

Adelante veterinarios taurinos. Desde el Perú tienen todo mi apoyo y hermano es la afición.