sábado, 21 de noviembre de 2009

ESTE AÑO NO HABRÁ FERIA MUNDIAL DEL TORO EN SEVILLA



La crisis se carga la XIII Feria Mundial del Toro de Sevilla

La XIII edición de la Feria Mundial del toro queda suspendida. Sus responsables -Fibes y la Unión de Criadores de Toros de Lidia- han tomado la decisión de hacerla bienal. De esta forma, 2010 no contará con uno de los eventos más importantes de Sevilla dedicado a la promoción del mundo del toro. En un acto a celebrar el día 19 o 26 del próximo mes de febrero se dará a conocer el nuevo formato de la feria de 2011.


Eduardo Miura y Felipe Luis Maestro anunciando la suspensión.
FOTO: Sevilla Taurina.

Manuel Viera.-

La Feria Mundial del Toro se hace bienal. En el próximo año 2010 no se celebrará el importante evento sevillano en su conocido formato habitual. Es decir: un acto de características taurinas, a celebrar el día 19 o 26 del próximo mes de febrero en el mismo Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla, servirá para mantener la marca 'Feria Mundial del Toro' y de presentación del proyecto del nuevo formato que lucirá la feria en 2011, cuya fecha de celebración esta prevista del 17 al 20 de febrero.

Tres circunstancias, según palabras del director gerente de FIBES, Felipe Luis Maestro, han llevado a los responsables de la Feria Mundial del Toro a tomar esta decisión. Por un lado, el estado general a la baja en la que se encuentran las ganaderías de bravo, con un sobrante de tres mil toros en los pagos y dehesas debido al menor número de festejos celebrados en la temporada taurina de 2009. Por otro, el elevado presupuesto de la feria hace inviable este evento si se tiene en cuenta el recorte en la colaboración de las administraciones públicas para su celebración. Tanto la Consejería de Gobernación como la de Agricultura dieron el consentimiento de sus respectivas colaboraciones a los organizadores, pero también le advirtieron que los presupuestos destinados serían de menor cuantía que los de años anteriores, con lo que la preocupación cundió en los responsables de Fibes y la Unión. Celebrar una feria de menor calidad e importancia que las anteriores no entró en sus cálculos. Y por ultimo, la celebración en el Palacio de Exposiciones y Congresos de otros acontecimientos de carácter político -para los cuales Presidencia del Gobierno ha reservado fechas para los próximos meses de enero y febrero- la XIII edición de la feria se ve abocada a la suspensión.

Todas estas circunstancias han motivado que Fibes y la Unión de Criadores de Toros de Lidia hayan tomado la decisión de celebrar una feria bienal. Ya se barajaba por parte de los ganaderos de la Unión esta posibilidad desde el año 2007, en el que la feria fue también suspendida. Es ahora que la crisis económica les ha afectado de forma considerable, cuando han tomado esta decisión. No obstante, el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, Eduardo Miura, era consciente de una realidad. "No se le puede exigir a unos ganaderos que tienen aún tres mil toros en el campo, gastarse cincuenta mil euros en una feria que no reporta una sola ganancia para nosotros".

De todas formas, la crisis que asola a todo el país ha hecho mella de forma considerable en un evento con un formato repetitivo y caduco para su elevado presupuesto: más de un millón de euros. También el rechazo al patrocinio de grandes marcas multinacionales se hace cada año más patente. Por una u otra causa la suspensión ya está servida.