domingo, 25 de octubre de 2009

COMENTARIOS A LA DECLARACIÓN DE LA ASOCIACIÓN TAURINA PARLAMENTARIA (CARLES MARCO MORELLÓN)

Comentarios acerca de la Declaración de La Asociación Taurina Parlamentaria ante la ILP PROU

Quisiera hacer unos comentarios acerca de la declaración de la ATP sobre la ILP. La verdad es que son comentarios totalmente obvios, que no sería necesario efectuar de no ser porque los diputados y senadores que componen la ATP han querido escribir sus argumentos, en contra de la ILP, en una declaración pública.

La verdad es que tras leer los 4 puntos de que consta la paupérrima declaración a uno le queda una sensación de decepción. Sinceramente se espera mucho más de unos animales políticos que han llegado a los más altos estamentos. Se espera mucho más de unas personas que han dedicado buena parte de su vida a la política y a las cuales se supone habilidad oratoria suficiente para convencer a la audiencia de que lo blanco es negro o viceversa.

Pero el problema no son las personas. No es una cuestión de falta de talla política, de falta de habilidad oratoria, o de retórica empobrecida. El problema es la causa que los une. Y es que cuando una causa no tiene defensa alguna es muy difícil de defender, incluso para aquellos acostumbrados a defender lo indefendible.

La declaración ante la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) consta de cuatro puntos que enumero seguidamente:

PRIMERO: Esta asociación, respetando el libre derecho para proponer iniciativas dentro de los cauces legalmente establecidos, reitera una vez más su absoluta discrepancia con la finalidad de dicha Iniciativa, por entender que su aprobación supondría una gran pérdida para el patrimonio histórico y cultural de Cataluña, donde siempre ha existido una secular tradición taurina.

(Comentario: como fedatario agradezco su respeto a la legalidad, no esperaba menos. En Catalunya, igual que en el resto de España, han existido muchas tradiciones que se han abandonado con el pasar de los siglos, por entender que eran incompatibles con el avance ético y moral de la sociedad. No creo que esta tradición, que se basa en el maltrato público de un mamífero hasta la muerte, tenga cabida hoy en día en la categoría de patrimonio cultural. La sociedad actual tiene una percepción muy distinta de aquello que es verdadera cultura. Respecto al patrimonio histórico, para aquellos estudiosos que lo deseen, siempre quedaran las hemerotecas y las miles de horas de vídeo grabadas)

SEGUNDO: Que además, la prohibición que la Iniciativa pretende, supone atentar gravemente contra la pluralidad de aficiones y preferencias que es consustancial en una sociedad libre y democrática.

(Comentario: también existía gran afición a las peleas de gallos y perros, y estas fueron prohibidas por la ley de protección animal de Catalunya en 2003. Nadie, excepto supongo los aficionados y los que se lucraban con tales peleas, planteó que se tratara de un grave atentado a la pluralidad de aficiones y preferencias, y aquí nos tienen, seguimos viviendo en una sociedad libre y democrática, pero con las peleas de gallos y perros sumidas en la más absoluta ilegalidad. Podría poner otros ejemplos de aficiones y preferencias que tienen un público adepto y que están prohibidas, perseguidas y castigadas. La pluralidad de aficiones y preferencias no debe estar reñida con la ética y la moral de la sociedad. La ILP solo pretende eliminar de la ley de protección animal un agravio comparativo respecto al toro, pues entendemos que el toro es también un animal, ¿o no?)

TERCERO: Que igualmente la prohibición supondría una vulneración del respeto a la libertad del pueblo de Cataluña en una manifestación tan arraigada como la Fiesta de los Toros por lo que exigimos respeto y tolerancia para quienes desean la continuidad de la misma.

(Comentario: en realidad este punto dice exactamente lo mismo que el anterior pero con otras palabras, pero puesto que citan al pueblo de Catalunya y su libertad, solo recordarles que justamente esta iniciativa ha sido firmada por más de 180.000 ciudadanos de Catalunya como legítima y libre expresión de su rechazo a la continuidad de esta “fiesta” en su territorio, fiesta tan arraigada en Catalunya, que es rechazada o despreciada por al menos 8 de cada 10 personas, según todas las encuestas serias que se han llevado a cabo)

CUARTO: Por último, esta Asociación expresa su total solidaridad con los parlamentarios que están a favor de la Fiesta ofreciéndoles todo apoyo que precisen en tarea de oposición ante tan injustificada prohibición.

(Comentario: la mayor parte de la sociedad civil catalana apoya a todos los parlamentarios que están a favor de la abolición de tal fiesta, y les ruega a aquellos que no tengan claro todavía el sentido de su voto que examinen y valoren las múltiples justificaciones que acompañan su presentación)

En definitiva nada nuevo bajo el sol, ningún argumento a destacar, solo tradición, arraigo a la tradición, invariabilidad de la tradición. A veces me pregunto si para esas personas la sociedad debe mantenerse anclada en su pasado por los siglos de los siglos en todos los ámbitos, o solo en lo que respecta a esta peculiar fiesta.

Fiesta que de cultura, sobre todo para la educación de nuestros hijos, no tiene nada. Se trata de un anacronismo más, algo que no tiene cabida en la actual sociedad. Es una contradicción flagrante al respeto por la naturaleza y los seres vivos que intentamos inculcar desde pequeños a nuestros escolares.

Como patrimonio histórico solo espero que quede como eso exactamente, como parte de nuestra historia, al igual que sucede con el circo Romano, la esclavitud, la inquisición, el derecho de pernada, o la cabra que tiraban desde el campanario de Manganeses de la Polvorosa.

En fin, señores diputados y senadores de la Asociación Taurina Parlamentaria, que para decir lo que han dicho casi era mejor no decir nada, y al menos no se ponían ustedes en evidencia por esa angustiosa, para ustedes claro, falta total de argumentos para defender la tauromaquia.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La caza del zorro quedó abolida en,posiblemente, el país europeo más aferrado a sus tradiciones. ¿cómo fue posible?. ¿Quizá porque allí era practicada por una selecta minoria aristocrática?
¿Cuantos, en este país viven y/o complementan sus ganancias con los toros?.En la complutente han montado una especie de diplomatura o "grado" dentro de veterinaria...supongo que será porque hay trabajo...

José Enrique dijo...

¿Trabajo? Claro que lo hay...como lo habrá aunque desaparezca la lidia. ¿Dejará de existir el ganado vacuno? ¿Crees que los veterinarios del toro de lidia solo se dedican a éste? No hombre no, el veterinario de vacuno atiende toros de lidia y vacas frisonas... ¿Conoces algún veterinario que atienda sólo yorksihires? Lo del nuevo curso de la facultad no es más que una nueva ofensiva del lobby taurino que cuenta con la inestimable colaboración de quienes todos sabemos. Visita la web de VETASE y verás de lo que hablo.