jueves, 4 de noviembre de 2010

LOS ANIMALES COMO SERES SINTIENTES-SENSIBLES

Un socio de AVAT (Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia), ha sido elegido, como experto en bienestar animal, para formar parte del comité de asesores de la Comisión de Medio Ambiente del Congreso de los Diputados, de cara a la elaboración de una Ley de Protección Animal de carácter estatal.


El día 27 de octubre se celebró la primera reunión, en la que, Miguel Ibañez, etólogo veterinario, profesor de la facultad de veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, y vocal de AVAT, presentó una ponencia con el título:

"Fundamentos científicos de las nuevas políticas públicas de bienestar animal. Los animales como seres sintientes-sensibles".

 Resumen de la ponencia:

Con la Venia. Señora Presidenta
Señoras y Señores miembros de la Comisión, señoras y señores
Voy a dar lectura al Informe Técnico denominado:

FUNDAMENTOS CIENTÍFICOS DE LAS NUEVAS POLÍTICAS PÚBLICAS DE BIENESTAR ANIMAL
LOS ANIMALES COMO SERES “SINTIENTES” - SENSIBLES

Este informe refleja el punto de vista de los científicos sobre el complejo entramado existente en las diversas ciencias respecto a qué significa hablar de los animales como seres sensibles o sintientes.

El sufrimiento de los animales, sus emociones y su bienestar, al tener necesariamente que ser tenidos en cuenta por mandato constitucional, hacen que sea prioritario para la ciencia intentar dar respuesta a las siguientes preguntas:

1.- ¿Qué estados afectivos (dolor, temor, angustia o frustración) tienen importancia para el Bienestar de los animales?
2.- ¿Cómo se pueden reconocer y mitigar o prevenir estos estados?
3.- ¿Cómo ha contribuido la investigación en este campo o cómo podría contribuir a la elaboración de normas sobre el Bienestar de los animales?

Consideraciones previas

Los animales superiores entre los que están los mamíferos, disponen de un sistema nervioso central que les capacita para hacer un análisis del medio y tomar una decisión. Utilizan la información que perciben del mundo exterior a través de sus órganos sensoriales para decidir las acciones que van a tomar.

El Antropomorfismo puede hacer incomoda la comprensión de los avances científicos en esta materia. Los humanos solo sabemos utilizar términos humanos para describir emociones o sentimientos animales. Ser antropomórfico no es ignorar la perspectiva de los animales y nos permite conocer mejor lo que sienten.
Simplemente, los animales son diferentes a los seres humanos y no por ello son menos.
Ser “sintiente” significa ser consciente y sentir emociones como placer y dolor, gracias a las cuales los animales podemos sobrevivir en un mundo lleno de sensaciones. Se ha demostrado que las emociones tienen gran importancia en los animales “sintientes”.

Actualidad de la ciencia

Existen muchos estudios científicos que revelan que muchas especies animales (mamíferos, aves y peces) experimentan dolor, ansiedad y sufrimiento, física y psicológicamente cuando se los mantiene en cautividad o se les priva de alimento, por aislamiento social, limitaciones físicas o cuando se les presentan situaciones dolorosas de las que no pueden librarse.

En veterinaria se utiliza la anestesia en cualquier practica que implica dolor, incluso se han inventado los parches antidolor para perros cuando salen de una intervención quirúrgica. Sentir dolor es necesario porque protege a los animales del daño físico o de las amenazas de daño.

También se han realizado muchos trabajos sobre si los otros animales tienen conciencia y se ha demostrado que perciben su entorno. Perciben el frío, un impacto de un golpe, etc., es decir son plenamente conscientes de lo que le ocurre a su cuerpo. Algunos estudios demuestran que son conscientes de quienes son, se reconocen ante un espejo, pudiendo afirmar que son conscientes de su “yo”.

Los etólogos cognitivos han estudiado si los animales son capaces de pensar o de hacer planes para el futuro, o si se engañan entre ellos, o si muestran signos culturales. Se ha demostrado en muchos estudios que los animales reajustan y afinan su comportamiento ante situaciones novedosas utilizando nuevas soluciones no utilizadas hasta el momento. Esto pone de manifiesto que utilizan el pensamiento y la capacidad de planificación, es decir, utilizan procesos mentales y pensamientos complejos.

Estudios en Etología Cognitiva han demostrado la capacidad de comprensión de los animales y la importancia que puede tener un descubrimiento accidental para una inmediata aplicación practica. Se demuestra que los animales tiene comportamientos inteligentes de un cierto razonamiento sobre un problema para darle solución.

Los animales poseen una “teoría de la mente”, es decir tienen creencias, deseos o intenciones diferentes a los de uno mismo, y ciertas conductas observadas indican la intencionalidad y la capacidad de engañar a otros. Esto, implica que puedan sentir lo que otros sienten cuando perciben sus estados emocionales, es decir tienen “empatía”.

En diversos estudios se ha descubierto que en numerosas especies animales existen las “neuronas espejo” las cuales posibilitan la capacidad mencionada.

Conclusión

Los estudios en el ámbito de las ciencias del comportamiento animal han sido uno de los mejores apoyos para la ciencia del BA.
El estudio de la cognición, la consciencia y las emociones, son áreas prioritarias del Bienestar Animal.
Existen datos científicos suficientes para admitir que el dolor y el sufrimiento en los otros animales son experiencias conscientes, a nivel perceptivo y emocional, tan aversivas como para importarnos prevenirlas y aliviarlas.

4 comentarios:

clariana dijo...

Me alegro de este nombramiento, pues estoy convencida de que vuestra Asociación está haciendo una gran labor por la protección de los animales y por intentar disminuir su sufrimiento.
Leí hace poco una notícia en El Periódico que me hizo sentir muy mal, en relación a los mataderos y la incapacidad del Gobierno de la Generalitat para controlar la aplicación de la Ley en relación con la normativa de la Comunidad Europea y debido a la excepción del "halal". Es una excepción, pero las industrias cárnicas la extienden. Supongo que estarás informado de ésto. Si hay unas leyes que protegen que los animales sufran un poco menos con el aturdimiento,¿ por qué tienen que ser tan tolerantes con esa religión que no tiene en cuenta el dolor de los animales? Y además que lo extiendan ya es el colmo. Por ej. dicen que si matan a un animal que la carne va para lo convencional, pero que las vísceras y demás van para personas de esta religión, pues al ser así, los matan por el rito "halal" bueno, ya me parece inconcebible que las leyes de los animales se apliquen y ejecuten tan mal, o mejor dicho no se apliquen. ¡Pobres animales! Un saludo.

Ernesto y Felisa dijo...

Estoy completamente de acuerdo con vuestro posicionamiento con respecto a la necesidad de la elaboración de una ley de protección animal, soy farmacéutica, no me gusta mucho mi profesión, pero si necesitais fármacos que mucha gente tira sin caducar, y en buen estado,
o mi apoyo para cualquier causa en la que pueda ser necesaria, no dudeis en pedírmelo...,
esta situación de antropomorfismo como bien defines debería cambiar.
(pero en un país donde la fiesta nacional es matar a un toro con arte..., no sé como vamos a conseguir esto)
un saludo
Felisa

José Enrique dijo...

Sí, Clariana, estoy al tanto de las informaciones que comentas con respecto al rito musulmán de matar animales, que se está llevando a cabo en determiandos mataderos. Lo cierto es que, por desgracia, la ley marca una serie de excepciones, y admite este sistema que va en contra de las normativas europeas, siempre y cuando los mataderos reunan determinadas condiciones.
A ver si de una vez, este país, en vez de ser aconfesional según nuestra constitución, pasa a ser laico, y nos dejamos de permitir este tipo de prácticas.

José Enrique dijo...

Gracias, Felisa. Creo que estamos en el buen camino, aunque por desgracia, todo queda en mano de los que legislan, los políticos.
Con respecto a tu ofrecimiento de medicamentos, que me parece sumamente interesante, lo pondré en conocimiento de algunas protectoras, que seguramente estén interesadas. La verdad es que usamos muchos medicamentos de medicina humana para tratar a pequeños animales.
Muchas gracias.