viernes, 8 de enero de 2010

CAMPAÑA EN EL PSC PARA RECHAZAR LOS TOROS

Campaña en el PSC para rechazar los toros

Jóvenes socialistas se movilizan en la red para presionar a sus diputados.




El Parlament de Catalunya aprobó la tramitación de la ILP antitaurina el pasado 18 de diciembre. - A. GEA
L. DEL POZO - BARCELONA - 08/01/2010 08:24

Entre la libertad de voto y la disciplina de partido hay algunas palabras y muchos enfados. Que finalmente el PSC haya optado por votar en contra de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que pretende prohibir los toros en Catalunya está revolucionando a las bases.
El concejal de Sant Cebrià de Vallalta (Barcelona), Carles Marco, ha creado la web PSCdiuprou. es con el objetivo de "tomar el pulso a la militancia" y, por qué no, hacer que el partido "retroceda" en su postura. En nueve días, ha logrado el apoyo de 87 socialistas. "No es gente de la ejecutiva central, pero sí hay concejales y primeros secretarios de agrupaciones comarcales", afirma Marco que aún no quiere que trasciendan los nombres de quienes le han dado su apoyo.
La decisión de crear la web, explica el concejal, tiene que ver con el viraje de los dirigentes socialistas: el 18 de diciembre, el PSC dejó que sus diputados votaran la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) antitaurina impulsada por la Plataforma Prou y avalada por 180.000 firmas, según su conciencia. El resultado fue la aprobación de la tramitación de la norma en una votación secreta y muy ajustada.
Al cabo de cuatro días, los líderes socialistas anunciaron que el PSC presentaría algunas enmiendas para rebajar los objetivos de la ILP. También dijeron que si no eran aceptadas, votarían en contra. Y que lo harían en bloque, sin dar libertad de voto. Fue entonces cuando Marco concluyó que había que hacer algo.

El contraataque

"Ante un posicionamiento incierto de nuestro partido (...) creemos que en algún momento puede llegar a ser necesario hacer oír la voz de todos aquellos militantes y cargos electos del PSC que estamos a favor de la aprobación de la ILP, pero no de una ILP descafeinada", reza el texto de la web.
"Nuestra función es aportar nuestra visión de las cosas"
La intención de Marco es demostrar que la mayoría de socialistas, tengan o no tengan cargo, desaprueban la falta de sensibilidad hacia los animales que hasta el momento ha demostrado su formación. Y elegir al diputado David Pérez, ferviente defensor de la tauromaquia, como encargado de los asuntos taurinos, no ha ayudado. Público intentó ayer entrevistarle, pero Pérez declinó hacer comentarios. En su lugar, habló fue la portavoz adjunta del PSC, Carme Figueras, que dijo no poder opinar sobre la iniciativa del concejal de Sant Cebrià de Vallalta y que el "partido ya decidirá en su momento". "No estamos por la abolición de los toros", admitió.
Y sin embargo, sí lo están las Joventuts Socialistes de Catalunya (JSC). En el último Consejo Nacional aprobaron una resolución en la que mostraban un rechazo explícito a las corridas de toros. "Los jóvenes han superado a los papás", afirma Marco. No obstante, el primer secretario de las JSC, Javier López, se mostraba ayer prudente. "Nuestra función es aportar nuestra visión de las cosas", manifestó.
Marco confía en que su iniciativa haga recapacitar al PSC. Aun así, no descarta, llegado el momento, hacer un manifiesto donde aparezcan los nombres y apellidos de los socialistas antitaurinos. Un as en la manga. 

Una tramitación muy reñida 

La norma
La Plataforma Prou fue la encargada de llevar al Parlament la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para prohibir los toros en Catalunya. Presentaron 180.000 firmas. En el otro bando está la Plataforma para la Promoción y Difusión de la Fiesta, que también trabajó intensamente para convencer a los parlamentarios de que no aprobaran la tramitación de la norma.

La aprobación
El 18 de diciembre de 2009, el Parlament de Catalunya aprobó la ILP antitaurina. Fue una votación reñida. A los 59 votos contra la tramitación se opusieron 67 a favor del debate y cinco abstenciones. La resolución final podría llegar en mayo.

Los partidos
Tanto CiU como PSC dieron libertad de voto a sus parlamentarios. ERC e ICV votaron en bloque a favor de la ILP. En contra lo hicieron PP y Ciutadans.

4 comentarios:

La Araña Peluda dijo...

Yo puedo vanagloriarme de haber acertado el resultado de la quiniela desde el principio. Lo del "voto secreto" tanto del PSC como de CiU era un camelo porque no me consta que los socialistas hayan roto jamás la disciplina de voto. Me parece evidente que los socialistas catalanes votaron todos en bloque en contra de la tramitación de la ILP. No quieren cargar con la responsabilidad de la supresión de las corridas y con el impacto sobre la intención de voto que eso podría suponer en el otro feudo que tienen más al sur. Si analizas los resultados electorales te darás cuenta que el PSOE gana las generales porque las dos comunidades más pobladas (Andalucía y Catalunya) se decantan siempre de forma notable hacia el voto socialista. Si sacas Catalunya y Andalucía del mapa, el PSOE y el PP estarían siempre en un empate técnico. Por tanto, la delegación catalana del PSOE no puede responsabilizarse de una posible pérdida de votos del partido en Andalucía, donde los toros, como tú y yo sabemos, son una industria que debe dar de comer a mucha gente.

Lo siento mucho por Carles, pero mi deseo ahora mismo es que Artur-Más le gane el pulso a José-To-Más. La ILP depende por completo de los 48 votos convergentes en el Parlament, cosa que tuve muy clara desde el principio. Si los antitaurinos de Catalunya queremos salir de las catacumbas, el sr. Más tendrá que valorar dentro de muy poco hasta que punto le puede sacar rédito a la prohibición de las corridas. 180.000 firmas en dos meses representan una escalada exponencial de votos. Que se lo piense. Él es quien tiene la llave. Oportunismo político o no, no es el momento de cuestionar que el fin justifica los medios. La prohibición de las corridas en Catalunya abriría la puerta para iniciativas similares en otras comunidades españolas y ¿quien sabe? si a su prohibición total a nivel estatal dentro de unos años.

salu2!

José Enrique dijo...

Esta claro que lo que les hace temblar las "canillas" a los taurinos, es la posibilidad de que una hipotética victoria de la ILP en Cataluña, suponga el avance del discurso abolicionista en otros lugares.
La posición del PSOE desde el principio fue clara, y es tal y como la has expresado. Me hace gracia que algunos taurinos sigan pensando que el PSC está a favor de la abolición, y que Montilla es antitaurino.
Y dicho esto, aquí viene la pregunta del millón: ¿cuántos votantes del PSC dejarán de apoyar a este partido por su posicionamiento sobre la ILP? ¿Hasta que punto podemos decir que las posturas que adopten los partidos ante la ILP, puede mediatizar un voto?
Sigo pensando que hay una mayoría en este país contraria a la lidia, pero si profundizamos en la cuestión, nos daremos cuenta de que en el fondo es un tema de minorias. Quiero decir que los que se movilizan y militan en uno y otro bando somos los menos. No es lo mismo decir que se está a favor de la abolición en una encuesta a que luego esa opinión se plasme en el apoyo o no a una u otra formación política en las urnas. Yo creo que este punto es esencial y que el PSC también lo sabe. ¿Cuántos votos me puede quitar o cuántos votos me puede dar? Yo creo que pocos.
Igual estoy equivocado, y desde Madrid vemos las cosas de otra manera.
Yo tengo claro que en esta "guerra" el debate y la argumentación es esencial, porque se trata de convencer al indiferente, e incluso al antitaurino (muchos dicen no estar de acuerdo con que se prohiba nada, que también tiene su gracia). Ahora parece que todo el mundo se ha hecho anarquista en lo de "prohibido prohibir".
Sobre el anticatalanismo que se percibe en el fondo del discurso de loa taurinos, ya hablaremos otro día.

La Araña Peluda dijo...

Hombre, pensar que el antitaurinismo puede tener un peso específico en las autonómicas de otoño 2010 en Catalunya, hasta el punto que CiU considere interesante dar su apoyo a la reforma de la ley para prohibir los toros, es un punto de vista arriesgado y desde luego no es lo que yo digo en mi anterior intervención. Una cosa son los deseos basados en e posibilismo y otra cosa muy distinta son las estrategias de los partidos. Desgraciadamente, dependemos de ese señor; eso es un hecho.

De todas formas, en caso de fracaso de esta ilp (aunque creo que hasta el día de hoy ya ha hecho un papel más que digno), creo que el movimiento antitaurino debería plantearse muy seriamente su unidad, la formación de una amplia plataforma a nivel nacional con una dirección colegiada que una a todos esos miles de grupúsculos dispersos y, literalmente, coger el toro por los cuernos a nivel de todo el Estado. Entonces veremos donde quedan las acusaciones de independentismo soterrado.

Uno de los principales problemas que tenemos radica en que mucha de la gente a la que nosotros calificamos como antitaurinos no son más que a-taurinos, es decir, gente a la que los toros les pasan completamente desapercibidos, pues no forman parte de su vida ni por asomo, y que sólo de forma esporádica manifiestan su repulsa hacia ellos. El día que esa mayoría silenciosa despierte, la tauromaquia se puede dar por muerta. La tauromaquia es inaceptable para el 80% de la población mínimo. Ni como espectáculo ni como tradición.

José Enrique dijo...

Está claro que, aunque la ILP no termine con éxito, el camino recorrido ha sido muy fructifero. Se ha conseguido sacar a los taurinos de su silencio prepotente, y han tenido que llegar a la descafilicación personal. La cobertura que han dado y que darán a la iniciativa los medios de comunicación hace que haya merecido la pena.
En cuanto a la creación de un plataforma a nivel estatal que una a todos los movimientos abolicionsitas que hay, me parece la gran asignatura pendiente, pero son muchas las razones que impiden su materialización.