jueves, 17 de diciembre de 2009

CARTA ABIERTA DE LA PLATAFORMA PROU A LOS DIPUTADOS DEL PARLAMENTO DE CATALUÑA

CartaCarta abierta de la Plataforma Prou! a los Diputados del Parlamento de Cataluña


DEBATE: LA RAZÓN DE SER DE LOS PARLAMENTOS

Cada día la maquinaria taurina utiliza nuevos argumentos para que la Iniciativa Legislativa Popular para abolir las 'corridas de toros' a Cataluña puesta en marcha por nuestra plataforma, no reciba el apoyo de los parlamentarios catalanes. Están en su derecho, sí, pero queremos puntualizar que estos argumentos tienen un trasfondo antidemocrático y preocupante.

Hay que dejar clara una cosa, y que nadie se confunda: el viernes 18 de diciembre de 2009 no se votará si Cataluña decide o no prohibir las 'corridas de toros', lo que se votará es si la cuestión tiene que ser debatida o no. Que la industria taurina no quiera que se lleve a debate nuestra propuesta es una cosa que se puede entender, todo y que no es justificable; y la cobertura que esta postura ha encontrado en algunos grupos políticos - los que han presentado enmiendas a la totalidad, es decir, que se han posicionado en contra que se debata nuestra ILP - pone de manifiesto que hay alguna cosa que no funciona bien.

¿Por qué se quiere negar al debate? ¿Por qué se oponen a defender la salud democrática que tendría que haber en el Parlamento? ¿Cuáles son los argumentos que utilizan para intentar evitar que los diputados respeten la voluntad de las más de 180.000 personas que han avalando con su firma esta ILP? Creemos firmemente que éstas son preguntas que merecen una respuesta, ya que se trata de defender el sistema democrático, la actividad parlamentaria consustancial a ésta y la libertad de expresión.

La defensa de determinados argumentos se tiene que hacer, precisamente, con argumentos, y no intentando callar las voces de los que piensan diferente. El Parlament, como todos los parlamentos basa su actividad precisamente en esta actividad: el debate. Y presentar enmiendas a la totalidad para que una propuesta no sea debatida, es sencillamente, no entender en qué consiste la responsabilidad democrática que recae sobre los parlamentos.

La libertad de expresión y el debate democrático: eso es lo que se está intentando bloquear, creemos que la sociedad, definitivamente, no da apoyo a la falta de estas libertades que nos hacen involucionar hacia otras épocas más oscuras de nuestra històra. Por otra parte, los centenares de debates que se están llevando a cabo sobre esta cuestión en todos los medios de comunicación reflejan que este debate existe en la sociedad, de manera que no se entendería que el debate social no llegara al Parlament, que tiene que cumplir, no sólo en esta oportunidad sino siempre, con su principal función de representatividad democrática, ya que vetar el debate colocaría la actividad parlamentaria en unos terrenos demasiado alejados de los ciudadanos y los votantes, algo no deseable en ninguna sociedad democrática.

Al mismo tiempo, se ha dado a conocer un manifiesto hecho por la industria taurina y firmando por numerosos personajes de diferentes ámbitos, un manifiesto que, según ellos, es a favor de las libertades. Estamos convencidos que muchas de estas personalidades han sido manipuladas y han firmado una cosa con la cual no están de acuerdo. ¿Por qué? Porque si se hubiera presentado este manifiesto antes de un debate en el cual se fuera a votar por "toros sí, toros no” hubiera cumplido con su función; pero no, el manifiesto se presenta ahora, antes de la votación de las enmiendas a la totalidad, hecho que lo convierte en un manifiesto la finalidad de la cual es la de presionar para que no exista la libertad de debatir y la libertad de expresión de ideas en el Parlament, por mucho que lo titulen como "a favor de las libertades", lo que están haciendo es exactamente el contrario, intentando empantanar la libertad del debate.
Por este motivo, creemos que los firmants del manifiesto taurino o han sido manipulados y no se les ha explicado en qué consiste la votación del próximo 18 de diciembre, o son personas a las cuales la democracia les importa bien poco pretendiendo minar las bases de ésta, evitando que se hable de todo aquello que puede resultarles individualmente incómodo.

Y es que tenemos que recordar nuevamente que la democracia viene de la mano del debate, y el debate favorece la evolución del pensamiento, de las ideas y de las sociedades. Confiamos en que los diputados votarán a favor de la democracia y del debate de las ideas. En conclusión, que votarán a favor de su propia razón de ser.