martes, 22 de diciembre de 2009

RESPUESTA DE AVAT A LAS OPINIONES DE DON ALFREDO SAÉNZ HERNÁIZ, VETERINARIO DE LA MONUMENTAL DE BARCELONA

RESPUESTA DE AVAT A LAS OPINIONES DE DON ALFREDO SÁENZ HERNÁIZ, VETERINARIO DE LA MONUMENTAL DE BARCELONA.

La reciente votación que se produjo el viernes 18 de diciembre en el Parlamento Catalán, y que daba luz verde a la continuación del debate sobre la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) promovida por la Plataforma PROU, tuvo un antes y un después en lo que respecta a las manifestaciones hechas públicas por parte del colectivo al que pertenecemos.

El jueves día 17, en el programa de TV3 (Banda Ampla), Don Alfredo Sáenz Hernáiz, veterinario de La Monumental de Barcelona, declaraba que al toro no se le maltrata en la plaza: "A los toros no se les maltrata en la plaza, eso que quede bien claro, para usted sí se les maltrata, para mí no, y es tan respetable su opinión como la mía, punto". Nos resulta llamativo que una afirmación tan importante la hiciera en una de sus muchas intervenciones a lo largo del debate, habiendo tenido oportunidad de haberla razonado y explicado con una argumentación mucho más extensa dado que en dicho programa tuvo tiempo y oportunidades para hacerlo. Si se dedicó a hablar de los pequeños animales, de los perros en concreto, de las razas que están de moda, y por las que la gente paga miles de euros, afianzando su apreciación en su condición de veterinario clínico dedicado a esta especie.

Esperamos que Don Alfredo tenga tiempo de argumentar su afirmación, ya que hay un gran número de veterinarios que no piensan lo mismo. Como veterinarios, nos parece increíble que un compañero de profesión afirme que al toro de lidia no se le maltrata en la plaza, cuando a dicho animal se le provocan numerosos daños físicos que han sido suficientemente documentados por veterinarios de plazas de toros. Los efectos y daños provocados por la puya han sido unos de los más estudiados. Sobre el sufrimiento psíquico también hay bastantes estudios publicados, que le recomendamos que lea, si es que no la hecho. La estocada también ha sido objeto de un exhaustivo análisis.

No debemos olvidar que el toro de lidia es un bóvido y como tal deben ser interpretadas sus respuestas ante un medio que le resulta hostil. Somos muchos los veterinarios que estamos esperando que todos los compañeros que argumentan lo mismo que él, nos expliquen como han llegado a esas conclusiones, y también estamos esperando que los órganos colegiados de nuestra profesión, es decir, los colegios de veterinarios provinciales, y el Consejo General de Veterinarios de España, se pronuncien al respecto. Salvo la voz discordante de AVAT, no hemos oído hasta el momento ninguna entre el colectivo de profesionales de la veterinaria, que haya respondido a los estudios del profesor Illera, que minimiza el sufrimiento de este animal durante la lidia; evidentemente no podemos admitir que "el toro no tiene recuerdo ni sensación de dolor". Pedimos que de una vez por todas nos digan lo que opinan al respecto, pero no nos valdrá con que nos expresen que están de acuerdo, sino que exigimos que utilicen estudios científicos neutrales de los que se puedan extraer conclusiones semejantes si es que lo aceptan como válido. Nuestra asociación si que ha hecho una importante recopilación bibliográfica al respecto, y hemos llegado a una conclusión clara: "el toro de lidia sí sufre en la plaza".

Podemos llegar a entender que los aficionados defiendan las corridas de toros, y el disfrutar de su tiempo de ocio como les parezca conveniente, incluso que se expresen de la misma manera en que Don Alfredo lo hizo en el mencionado programa, pero debemos recordarle que nos es lo mismo opinar como aficionado que como veterinario, y que las consecuencias de sus afirmaciones no pueden ni deben ser las mismas. Los veterinarios estamos sujetos a un código deontológico en el que se nos exige preservar el bienestar de los animales, y evitar cualquier manifestación inútil de maltrato animal.

El día posterior al debate, Marta Jimeno, presidenta de AVAT, hizo unas declaraciones a una agencia de noticias que han suscitado una amplia polémica, tanto a nivel de nuestro colectivo, como de algunos aficionados taurinos. Era la respuesta que daba a las manifestaciones expresadas por el Sr. Sáenz en dicho programa. Las entrevistas tienen el problema de que muchas veces el entrevistador saca las cosas de su contexto, y en la noticia a la que hacemos referencia, Marta Jimeno no pedía que se expedientara a ningún veterinario que defendiera que el toro no sufre en la lidia, sino que hacía alusión al código deontológico apuntado, y a que ya es hora de que los Presidentes de los Colegios Veterinarios, y el Presidente del Consejo de Veterinarios de España, se pronuncien al respecto. Que de una vez por todas digan, como profesionales de la sanidad animal, si creen que la lidia supone o no un sufrimiento psíquico y físico para el toro, y si admiten como científicamente aceptable el estudio que pone en duda el sufrimiento del toro durante la lidia. Creemos que: "ya está bien de ocultar la cabeza debajo del ala cómo los avestruces, y que es la hora de coger al toro por los cuernos". Si no están de acuerdo con dicho estudio que lo hagan público, y que eviten su difusión en tribunas que son el máximo exponente de nuestra profesión, como los colegios de veterinarios, y las facultades de veterinaria, y si por el contrario lo apoyan, que lo hagan también públicamente. Lo que quieran hacer los medios taurinos o sus plataformas al respecto, no nos importa, ni es nuestra responsabilidad, ni nuestro cometido.

Nos enfrentamos a una argumentación que para muchos veterinarios, taurinos y antitaurinos no tiene la menor credibilidad, y queremos que de una vez por todas haya un pronunciamiento oficial al respecto. Poco nos debe importar lo que opinen los taurinos, que desde diferentes estamentos (toreros, ganaderos, apoderados, empresarios y aficionados) han dado pábulo interesado al estudio.

Seamos serios, somos veterinarios, y como tales nos debemos a la sociedad, y a las inquietudes que ésta nos demanda.

José Enrique Zaldívar Laguía.
Marta Jimeno Antolín
Lina Sáez de Antoni
Junta directiva de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia.

5 comentarios:

Javier 16 dijo...

Feliz 2010 veterinarios de la cultura incruenta.
Un abrazo.

José Enrique dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Enrique dijo...

Gracias Javier.
En el 2010 daremos más "guerra".

Perico dijo...

Gracias por un blog tan útil, lo digo y lo tomo como referencia.

Felices fiestas.

José Enrique dijo...

Gracias Perico, que tengas un buen año nuevo.